¿Qué hacer en Tenerife si vas de vacaciones?

Qué hacer en Tenerife

Qué hacer en Tenerife

Si vas a pasar unos días allí es fundamental preguntarse qué hacer en Tenerife. La isla está llena de posibilidades, vamos a ver algunas ideas para que vayas tomando nota.

Disfrutar de los bosques de Laurisilva de Anaga

En el parque rural de Anaga se encuentran algunos de los más hermosos paisajes de Tenerife. Entre ellos, los mágicos bosques de Laurisilva.

En las primeras horas del día, es realmente fascinante el efecto de la unión de la niebla de la mañana con el de la luz del sol que busca salir por entre las ramas. Da la sensación de estar en un lugar encantado.

Además, algunos de sus senderos son cortos y sencillos de recorrer, lo que lo hace transitable por todo el mundo.

Asimismo, en este parque rural hay infinidad de rutas de senderismo, de todo tipo, que te permitirán descubrir acantilados, playas y otros paisajes de impacto.

Visitar la histórica ciudad de La laguna

San Cristobal de La Laguna, conocida popularmente como La Laguna, tiene la particularidad de ser un lugar donde llueve bastante. De hecho, Unamuno la definió como «Una calle recta con un cura que sujeta un paraguas al final de ella». También es la única ciudad de Canarias que es Patrimonio de la Unidad.

Hay que tener en cuenta que allí el clima es más fresco, por lo que es conveniente llevar algo de ropa de abrigo. Lo más cómodo y recomendable es visitarla a pie; sus calles son peatonales.

Si vas con un vehículo, lo más aconsejable es que lo aparques en una zona especialmente habilitada para eso. Está detrás de la Plaza del Adelantado.

Desde allí se puede comenzar una ruta de aproximadamente una hora de duración.

Alquilar un barco

Una excelente idea para navegar sus transparentes aguas es alquilar un barco con patrón en Tenerife. Definitivamente es la mejor alternativa. Si lo alquilaras sin patrón deberías de cumplir varios requisitos, como tener una licencia y experiencia (demostrable). Además de conocer muy bien toda la zona.

Así podrás centrarte en disfrutar de los paradisíacos paisajes, sin tener que pensar en nada más. Asimismo, te olvidarás de la fianza y te evitarás la constante preocupación de que el barco pudiera sufrir algún desperfecto.

Explorar los rincones del norte de Tenerife

Por ejemplo, el puerto de Guarachico, que hasta principios del siglo XIII fue el más importante de Tenerife. En esa época fue sepultado por una erupción volcánica.

Todavía hoy en día puede verse aquella lava que llegó hasta el mar y que rodeó (sin afectarlo) el castillo fortaleza de San Miguel. También su centro histórico es uno de sus encantos.

Conocer la tradición vinícola en la casa del vino

Este ha sido tan importante en la isla que durante tres siglos su economía despendió casi exclusivamente de él (el vino). También verás que hay cinco denominaciones de origen.

La visita tiene como colofón una cata de vinos. Allí, si así lo deseas, podrás disfrutar de sus exquisitas variantes, como el malvasia dulce o los afrutados.

Darte un homenaje y disfrutar de la deliciosa comida típica

Además de las célebres papas arrugadas, que por cierto están riquísimas, hay muchas otras cosas típicas que probar.

Por ejemplo, cochino negro, puchero canario, papas rellenas, quesillo, barraquitas…

Qué hacer en Tenerife: Deleitarse con sus playas

Si eres amante de la playa, tienes donde elegir. Algunas de las más conocidas son El Bollullo, El Socorro, Las Teresitas, Las Vistas, La Tejita…

Esperamos que estas ideas te hayan sido de ayuda. Hay mucho que hacer en Tenerife

Otro artículo que también te puede interesar: Diez consejos que todo viajero debe seguir

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *