Según el Hotel Esquirol las tendencias de viaje para el 2023 deberán ser experiencias en la naturaleza y que aporten bienestar

/COMUNICAE/

La Cerdanya, situada en uno de los valles más extensos y amplios de Europa, es un destino de primer orden para el turismo de naturaleza, familiar y deportivo

Según un estudio de la plataforma de viajes online Skyscanner, en 2023 los viajeros españoles se decantarán por experiencias que les permitan adentrarse en la naturaleza y les aporten bienestar. Según este informe la observación de animales y el senderismo están en el top 3 de actividades de viaje que los españoles prevén para sus vacaciones en 2023, de lo que se deduce que las ganas de salir a pasear y conectar con el entorno tras la pandemia, han pasado a ser un componente clave de los planes de viaje.

El estudio también revela que la conciencia con el medio ambiente sigue aumentando en la toma de decisiones de los viajeros: el 28% de los encuestados afirma que la sostenibilidad relacionada con sus viajes es más importe para ellos en la actualidad, en comparación con antes de la pandemia.

La Cerdanya, destino turístico de primer orden
En este sentido, la Cerdanya, situada en uno de los valles más extensos y amplios de Europa, es un destino de primer orden para el turismo de naturaleza, familiar y deportivo. La comarca destaca por su altitud y por disfrutar de más de tres mil horas de sol al año. Su especial situación geográfica, entre la cordillera pirenaica y las sierras del Cadí y el Moixeró, hacen que tenga un clima atlántico y mediterráneo.

Uno de los establecimientos turísticos referentes de la Cerdanya es el Hotel Esquirol, situado en el municipio de Llívia, un enclave español, catalán y gerundense, completamente rodeado por territorio francés. El hotel que abrió sus puertas en el año 1985, goza de una privilegiada situación, que permite a los huéspedes poder disfrutar de una estancia de relax, naturaleza y tranquilidad, en un entorno ideal para la práctica de los deportes de invierno.

Punto de partida ideal para esquiar
Durante estas fechas, Llívia se tiñe de blanco, y las actividades en la nieve cogen todo el protagonismo. De hecho, el Hotel Esquirol es el punto de partida ideal para esquiar, practicar senderismo o visitar la zona. El alojamiento turístico, a pocos minutos de las estaciones de Masella, La Molina, Les Angles, Font Romeu o Grandvalira entre otras, es la opción perfecta para que los huéspedes puedan disfrutar de más 500 quilómetros de pistas, y disfrutar de la práctica del esquí alpino, del esquí nórdico, o de excursiones en raquetas de nieve de la forma más fácil y cómoda. ‘»En el hotel aconsejamos a nuestros clientes las mejores zonas para esquiar en función de la meteorología y el estado de las pistas. Además, les ofrecemos la posibilidad de adquirir el forfait en nuestras instalaciones, para evitar largas colas en la estación», afirma Edu Vidal gerente del alojamiento.

Sobre el Hotel Esquirol
El Hotel Esquirol está situado en la localidad gerundense de Llívia, en el Pirineo Español, y está completamente rodeado por territorio francés. La frontera principal entre España y Francia se halla a tan solo 2km. El alojamiento, acogedor y familiar, cuenta con 20 habitaciones, y es un punto de partida ideal para esquiar o visitar la zona. El hotel dispone de guarda esquíes, ofrece un servicio de alquiler de equipamiento de esquí y la posibilidad de adquirir el forfait. Además, cuanta con el Restaurante Esquirol, que ofrece un amplio menú diario y de fin de semana, donde poder degustar platos típicos de la zona.

Fuente Comunicae