join.booking.com

Qué ver en Granada

Situada en la comunidad Autónoma de Andalucía, Granada es una ciudad con gran influencia musulmana. Alcanza un elevado número de visitantes al año, debido a la belleza de sus monumentos, a la cercanía a Sierra Nevada y a la conocida como costa tropical. Vamos a recomendarte qué ver en Granada, visitando las zonas que consideramos más representativas de la ciudad.

Evidentemente, depende de la época del año en que planees tu visita a Granada, elegirás incluir en tu ruta, playa o nieve. Te daremos una breve recomendación de ambas opciones para que elijas según la estación en la que vayas.

Lo que no te puedes perder, llueva, nieve o haga un sol espléndido, es el impresionante patrimonio cultural que ofrece esta ciudad.

Booking.com

Alhambra de Granada

Es el monumento por excelencia. No sólo de la ciudad, sino del país. La Alhambra de Granada es uno de los monumentos más visitados del mundo y fue declarado Patrimonio de la Humanidad.

Mandada a construir por los nazaríes, la Alhambra es llamada así por el color rojizo de sus muros, Castillo Rojo. Tiene una ubicación estratégica, la colina Sabika, desde la que se divisa toda la ciudad, y está rodeada por una muralla, para defenderse de los invasores.

Para esta visita deberéis emplear al menos tres horas, así que reservad toda la mañana o toda la tarde y así disfrutaréis mejor de la experiencia.

El conjunto se compone principalmente de la Alcazaba, los Palacios Nazaríes, el Palacio de Carlos V y los jardines del Generalife.

La Alcazaba

La Alcazaba es la zona militar, con forma triangular y reforzada con varias torres, era la principal defensa de la Alhambra contra los ataques.

Era la residencia del ejército responsable de la Alhambra y el Sultán.

Era una ciudad dentro de otra ciudad, con lo cual disponía de todas las necesidades. Baños, horno, mazmorras, silos, etc.

El foso estaba en la zona del actual jardín, pero fue rellenado más tarde con fines militares.

Palacios Nazaríes

Está compuesto por tres palacios. El Mexuar, el Palacio de Comares y el Palacio de los Leones.

El Mexuar es la sala más antigua. Era la sala de justicia y la audiencia.

El Palacio de Comares está compuesto por varias salas alrededor del Patio de los Arrayanes o patio de la Alberca.

El Patio de los Arrayanes es de estilo arábigo-andaluz, una alberca a la que rodean macizos de arrayán y dos pilas construidas en mármol que vierten sus aguas en un estanque.

A sus extremos podemos ver la Sala de la Barca, con techo de madera, copia del original que desapareció debido a un incendio, y la Sala de los Embajadores, donde se situaba el trono.

El Palacio de los Leones posee una belleza excepcional. Era parte de las estancias privadas de la familia real. Palacio con estilo nazarí, repleto de representaciones naturalistas, en el que el agua, la luz y su decoración forman un espacio tan hermoso que ha sido escenario de numerosas películas de cine.

En el centro destaca un patio, el patio de Los Leones, donde se encuentra una fuente apoyada por estatuas con forma de leones. Este patio está rodeado por galerías que dan acceso a varias salas, de los Mocárabes, de los Reyes, de las Dos Hermanas, Ajimeces, Mirador de Daraxa, de los Abencerrajes y del Harén.

Palacio de Carlos V

Este palacio dentro de la Alhambra, tiene estilo renacentista. Está unido al Alcázar, y se construyó por la necesidad de un lugar donde reunirse el emperador y su familia con todas las comodidades que existían en aquella época. Tiene forma cuadrada, pero en su interior posee un patio circular. La construcción tiene dos partes, y destaca la inferior con almohadillado, de orden toscano.

Jardines del Generalife

Era el Palacio utilizado por los musulmanes como lugar de descanso. Se construyó como una villa rural, con huertas, coto de caza, granja de animales, etc.

El Generalife era un espacio para el descanso, la intimidad y el recreo de los monarcas. Desde la Alhambra se accede desde el conocido como El Paseo de los Cipreses, y ahí comienza un viaje al sosiego, a la belleza de su luz, sus cuidadas flores aromáticas, el relajante sonido del agua…sensaciones que hacen que te traslades a la época de la antigua Al-Andalus.

Sierra Nevada en Granada

Si eliges la temporada de invierno para visitar Granada seguramente estás pensando en subir a la sierra y disfrutar del esquí, snowboard o simplemente de la nieve y las maravillosas vistas de las montañas blancas. Sierra Nevada cuenta con 128 pistas y es uno de los destinos más elegidos para la práctica de los denominados deportes de invierno.

Qué ver en Granada

Pero alquilar una cabaña de madera con chimenea, para relajarte después de un buen baño caliente tras un intenso día en la nieve, simplemente un plan genial.

Pero también en primavera o verano es buena opción ir a Sierra Nevada. Has leído bien, no te dejes confundir por su nombre. Esta sierra cuenta con más de 60 especies vegetales endémicas y 80 especies animales. La mayoría de los restaurantes y servicios quedan abiertos en verano, y gracias a las suaves temperaturas y la variedad de actividades de turismo deportivo y de naturaleza, se convierte en una estupenda opción como destino vacacional también en la época estival.

Costa tropical en Granada

Tal vez no sea la más conocida de España, ni siquiera de Andalucía, pero ese es precisamente parte de su encanto. No son playas tan masificadas como puede ser la costa del sol o el Levante. Además, en algunas de ellas, podrás compaginar el turismo de sol y playa con el cultural, debido a su patrimonio y su historia.

Qué ver en Granada

La playa de Almuñécar, cuenta con una fábrica romana de salazones, acueductos romanos y un castillo árabe.

Entre los monumentos de Motril, los más importante son la Iglesia Mayor de la Encarnación y el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza.

Salobreña está repleta de pequeñas casas blancas junto al mar, y encima de una colina se encuentra un impresionante castillo árabe.

En cuanto a sus playas, sus aguas cristalinas, la riqueza de su fondo marino, el hermoso contraste del paisaje de montañas, calas y monumentos y el bello atardecer que se contempla desde la orilla del mar, las hacen únicas.

Como en toda zona costera, en la gastronomía reina el pescado, en este caso pescados de roca como el pargo y el sargo, y el marisco como la quisquilla.

 

 

 

Te proponemos una mañana de disfrute en una playa o cala de la costa tropical, practicando deportes acuáticos como el snorkel, para reponer fuerzas un almuerzo en un restaurante a base de los manjares de la zona, y para terminar déjate enamorar con un atardecer de película acompañado con un ron de caña elaborado en la costa tropical. Haz las maletas, Granada te espera.Qué ver en Granada

 

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *