Viajar a Transilvania para ver el castillo de Drácula

¿No tienes idea de qué hacer en las próximas vacaciones? Viajar a Transilvania para ver el castillo de Drácula es una buena idea para descubrir las leyendas que rodean al hogar que inspiró a Bram Stoker a escribir la famosa novela ‘Drácula’, en el año 1897. Sin embargo, ¿qué hay para conocer? ¿realmente vale la pena como destino de viaje?

Te recomendamos que nos acompañes hasta el final del artículo porque te hablaremos sobre todo lo que tienes que saber inherente al famoso Castillo de Drácula ubicado en Rumania. Un destino donde las leyendas y el misterio van de la mano, forjando ambientes interesantes en el panorama.

¿Dónde está ubicado el castillo de Drácula?

El castillo de Drácula, conocido oficialmente como Castillo de Bran, es una construcción medieval cerca de Braşov, Transilvania, en Rumania. Actualmente es una fortificación de estilo gótico restaurado y apto para las visitas turísticas guiadas.

viajar al castillo de Drácula

Actualmente es un monumento nacional visitado por miles de fanáticos y apasionados del libro de Drácula, personaje ficticio que ha traspasó la literatura para convertirse en uno de los iconos del terror retratado tanto en el cine, como en la pequeña pantalla.

Historia del Castillo de Drácula

El origen del Castillo de Bran nos traslada al año 1212, donde fue una de las edificaciones construidas por la Orden Teutónica. Lo anterior cuando fueron derrotados en el campo de batalla en lo que hoy es Israel, por los Sarracenos. Al principio funcionó como una buena fortaleza que soportó diversas arremetidas de las hordas tártaras en el año 1241.

En 1377, fue restaurado por órdenes del rey de Luis I de Hungría, como punto estratégico para defenderse de los enemigos húngaros y ubicación comercial. Gran parte debido a que está cerca de la frontera entre Transilvania y Valquiria. En años más recientes, sería conocido por ser el hogar de Vlad en el siglo XV.

¿Qué ver el castillo de Drácula?

Los alrededores de la fortaleza medieval es uno de los centros turísticos más visitados en Europa. Cerca del lugar, encontrarás diversos alojamientos para pasar el día y también centros para comprar diversas mercancías relacionadas con el personaje de Drácula. Algo que podría impresionar a los amantes del cine, la literatura y a los niños.

Para poder entrar en el castillo, primero deberás comprar tickets. La afluencia de personas variará, pero nunca está demás tomar las previsiones para no perder el día. Una vez que tengas el puente de acceso, podrás acceder en el castillo, quien destaca por su arquitectura gótica preciosa y los años de historia relacionadas a sus ocupantes.

El castillo aún conserva algunos muebles e inmuebles históricos. También las salas se mantienen tal como lucían en siglos anteriores. Otro lugar interesante del castillo es el patio, donde los guías cuentan la historia de la infraestructura, incluyendo la historia del emperador Vlad. Por último, también está el pozo y los balcones interiores.

 castillo de Drácula

Para algunos turistas puede que el interior no sea gran cosa, pero en realidad solo respirar en el mismo lugar donde personajes históricos vivieron, es una gran experiencia. También puedes tomarte foto y luego compartir en las redes sociales para presumir tu estadía en el hogar de Drácula.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.