Herramientas que puedes llevar en la maleta del avión

Vamos a explicar las dos interpretaciones que pueden comprenderse de la premisa sobre herramientas que puedes llevar en la maleta del avión, comprendiéndose como maleta al área de carga y también al equipaje de mano.

También debemos comprender que herramientas no son solamente las utilizadas por mecánicos, constructores, electricistas, carpinteros, fontaneros y especialistas en bricolaje; son todas aquellas extensiones de nuestras habilidades que de manera eléctrica o manual nos garantizan el logro de nuestros objetivos, sean artesanales o económicos.

Es así como podemos considerar que para profesiones como: peluquería, repostería, sastrería, informáticos, tienen herramientas, aunque muchos les llamen utensilios o periféricos. Por ser el soporte fundamentales de sus profesiones u oficios, han de ser considerados herramientas.

Las limitantes en los aviones

En cada vuelo, se depende del piloto y todo su personal abordo para la comodidad y seguridad. La misma se basa en protocolos internacionales y uno de ellos es minimizar la capacidad de las personas de hacer daño voluntario e involuntario. Por eso se limita el porte de una gran cantidad de objetos, más se permite su traslado en las bodegas de equipaje que están también muy controladas.

Más como es un derecho el poder llevar sus objetos personales y más si estos son de trabajo, las empresas dan algunas facilidades. Tan sólo haga la solicitud antes del vuelo y cancele los aranceles necesarios.

Herramientas que puedes llevar en la maleta del avión

Herramientas que puedes llevar en la maleta del avión

En el caso de la bodega del avión, que es la maleta de la aeronave, tenemos:

Martillos: De todo tamaño y estilo, sean de acero o de madera o goma. Los mismos han de ser embalados en plástico burbuja.

Taladros baratos y buenos: Manuales o eléctricos. Deben estar dentro de sus cajas bien sellados y embalados, con las fuentes de poder desconectadas del aparato.

Sierras: Las que puedan separarse  deben llevarse con el disco u hoja en empaques sellados y seguros, evitándose cortes por parte del personal que lo tripule o el mal uso por parte de personas ajenas. En aeropuertos y aviones extreman la seguridad con los objetos filosos.

Destornilladores: Deben estar en empaques que no permitan que las puntas puedan hacer daño alguno, además de estar embalados.

Cápsulas para inflado con aire comprimido: Están entre las herramientas que puedes llevar en la maleta del avión permitidas para deportistas, sean ciclistas, automovilistas o motorizados. Las mismas han de estar separadas en sus componentes y embaladas en sus empaques de seguridad, para evitar que se acciones y puedan causar una explosión involuntaria.

Pinzas, alicates, llaves inglesas: Han de ir embaladas e identificadas (como los martillos), ya que además de ser herramientas de agarre, son objetos contundentes y pesados.

Agujas y navajas: Las agujas de costura y de coser deben ir en la maleta de la bodega del avión. Así como todo tipo de navaja de afeitar o para talabartería y demás cuchillos. En empaques seguros y embalados.

Herramientas que puedes llevar en la maleta del avión (en la maleta de mano)

Entre las herramientas que puedes llevar en la maleta del avión, hay muchísimas prohibiciones para todos los profesionistas u oficiantes. De hecho, sólo los alicates de uñas, cortacutículas, cortaúñas y secadoras de cabello o herramientas de nivel son las que se pueden llevar. También algunos equipos electrónicos que sean herramientas de trabajo para informáticos o quienes requieran de los mismos para sus trabajos.

De resto, en los aviones todo objeto contundente, puntiagudo, grande, filoso, con posibilidades de estallar u otros que la empresa aérea o el aeropuerto consideren de riesgo, no se pueden llevar como equipaje de mano.

Recomendamos tomar sus previsiones, asegurar todas las herramientas que puedes llevar en la maleta del avión en cajas de madera o plástico reforzado con seguro, plástico de embalaje e identificación de riesgo y cancelar el costo de traslado de las mismas, para tener así un viaje sin dificultades logísticas.