¿Qué debo saber para viajar con mascotas en avión?

Vamos a contarte que es lo que debes de tener en cuenta a la hora de viajar con mascotas en el avión. Ellos son un miembro más de la familia y es lógico que quieras que te acompañen a la hora de viajar.

Vamos a ver algunas de las cosas que debes de tener en cuenta a la hora de viajar con tus mascotas en este medio de transporte.

 

Viajar con mascotas en avión

Consejos para viajar con mascotas en avión

Viajar con mascotas en avión: ¿Admiten animales?

En primer lugar, y aunque suene obvio, tienes que cerciorarte de que la compañía aérea con la que vas a viajar admite animales. No todas están obligadas a hacerlo. Además, el billete para viajar con mascotas deberá de adquirirse con bastante antelación, ya que, por lo general, tiene que ser aprobado por instancias superiores.

Aunque vaya encima tuyo o en trasportín, lo más probable es tengas que pagar un extra. Cada compañía es un mundo. Por eso, lo mejor que puedes hacer para enterarte es llamar a su servicio de atención al cliente o entrar en su página web. Ahí especificarán las condiciones con detalle.

Por ejemplo, Ryanair, EasyJet o WizzAir no admiten animales en sus cabinas. Solo en casos muy específicos, como perros guía o lazarillo.

Consejos para viajar con mascotas en avión: Prepáralo con antelación

Prepara el viaje con un mes o dos de antelación como mínimo. Muchas de las compañías que admiten animales solo admiten 2 perros en cabina.

Entérate también de los documentos necesarios para que tu mascota viaje contigo a tu destino, especialmente si es fuera de Europa. Por ejemplo, los problemas que puedan surgir con aduanas etcétera. Consulta con tu veterinario y cerciórate de que no vaya a haber ningún problema con la aerolínea.

Que tu mascota se acostumbre

Tal vez se trate del primer viaje que hace el animal. Para que la experiencia no le resulte traumática, es mejor que tenga varias experiencias previas.

Por ejemplo, en el caso de los perros, suele resultar más sencillo que se adapten a la dinámica. Para empezar suave, puedes llevarlo en su trasportín abierto y después cerrado. Para completar, móntalo en el coche, para que se acostumbre al movimiento y al ruido. Así, a la hora de ir en avión, ya estará algo más acostumbrado.

En cuanto a los gatos, bastará con que se acostumbren a su trasportín. Ellos son algo más imprevisibles y puede que no les guste el viaje en coche y el de avión sí o viceversa. Puedes dejarle en trasportín unos cinco minutos, poco a poco, e irle premiando a medida que vaya cumpliendo ese tiempo dentro.

Elige el trasportín ideal

El trasportín ideal debe de cumplir dos requisitos fundamentales: que sea cómodo para el animal y que cumpla las normas de la compañía aérea.

Una vez que elijas la aerolínea con la que vas a viajar, consulta detenidamente su normativa al respecto. Suele cambiar bastante de una a otra. Además, son muy escrupulosos con su cumplimento.

También hay algunas restricciones. Por ejemplo, los perros que pesan más de 8 kilos (trasportín incluido) deberán de viajar en bodega. En algunas compañías también se prohíbe que viajen las razas que tengan problemas respiratorios, como los bulldogs.

En cuanto a los gatos, hay compañías (la mayoría) que no permiten que viajen en cabina los que pesen más de 8 kilos. A veces, también permitirán que viajen en tu regazo. Otras veces, te pedirán que dejes su trasportín debajo del asiento que esté delante (ese es uno de los principales motivos por los que son tan restrictivos en cuanto a la normativa).

Que no coman ni beban antes

Es recomendable que no beban ni coman nada un rato antes de montar en el avión. De hecho, la mayoría de aerolíneas recomiendan que no lo hagan desde 2 horas antes de viajar.

Recuerda que durante el trayecto no podrás llevarle a hacer «sus necesidades» y si no ha ingerido nada en las horas previas las posibilidades de que vayan a necesitarlo se reducen drásticamente.

Esperamos que estos consejos para viajar con mascotas en avión te sean útiles. Solo es cuestión de tener en cuenta unas cuantas cosas. Seguro que merece ampliamente la pena.

 

También te puede interesar: Cinco destinos turísticos para desconectar en vacaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *