¿Qué ver en Sevilla?

Dicen que Sevilla tiene un color especial, que tiene duende. Pero es mucho más que eso. Es color porque tiene una luz que todo lo ilumina, pero también es aroma a azahar, sabor a arte, y sobre todo cultura. En cualquier rincón de la capital andaluza podrás encontrar un pedacito de historia. Habitada por tartessos, cartagineses, romanos, visigodos, musulmanes y cristianos, han creado una mezcla de culturas y estilos arquitectónicos que hacen del centro de la ciudad hispalense un viaje en el tiempo. Hoy vamos a recomendarte qué ver en Sevilla en tu visita, tanto si te encuentras de paso hacia otro destino, como si te decides a explorarla más.

Algunos de los monumentos más importantes de la ciudad y que no puedes perderte para entender su genialidad son la catedral, el Alcázar, la torre del Oro, Itálica, aunque también sus conventos, iglesias y calles con encanto e innumerables rincones emblemáticos. Vamos a hacer una selección para que disfrutes lo mejor de Sevilla de la mejor forma. No sólo es importante qué ver, sino cómo verlo y cuándo verlo.

Toma nota de nuestras modestas recomendaciones.

La Catedral de Sevilla

Impresiona verla pues esta gigantesca obra se encuentra en el centro más auténtico de la ciudad.

Se trata de la catedral gótica más grande del mundo. Tiene varias puertas, la Puerta principal o de la Asunción, Puerta del Bautismo, Puerta de San Miguel o del Nacimiento, Puerta de San Cristóbal o del Príncipe, Puerta del Perdón, Puerta de Palos o de la Adoración de los Magos y Puerta de Campanillas.

La Giralda, es una torre campanario formada por un Alminar de una antigua mezquita y un campanario renacentista. En su cúspide se halla una bola llamada tinaja sobre la cual se alza el Giraldillo. La Giralda mide 94,69 metros de altura, incluido el Giraldillo, que mide 7,69 metros. Durante siglos fue la torre más alta de España.

El Patio de los Naranjos, era primitivamente el patio de abluciones de la mezquita almohade. Tiene forma rectangular, y hoy principalmente es un patio con naranjos, de paso en entre las distintas puertas de la catedral.

El interior de la catedral se compone de 5 naves. Podrás encontrar numerosas capillas, como la capilla de la Virgen de la Antigua, de la que son muy devotos los sevillanos. Junto a esta verás la Tumba de Cristóbal Colón.

La capilla de Santa Justa y Rufina son protectoras de la Giralda. En la capilla real se venera a la patrona de la cuidad, la Virgen de los Reyes y están enterrados los restos del rey Fernando III el santo. Bajo el altar podrás encontrar el sepulcro de Alfonso X el Sabio.

La capilla de San Pedro está protegida por una reja, pues tiene pinturas de Zurbarán. La capilla de la Virgen de Belén tiene un cuadro de Alonso Cano. En la Capilla Mayor, sobresale la escultura del crucificado Cristo del Millón, una obra gótica del siglo XII. En el Trascoro, destaca la imagen de la Inmaculada, obra cumbre de Martínez Montañés, también llamada “la Cieguita”.

La riqueza artística es de dimensiones incalculables.

Visitar el Real Alcázar de Sevilla

Parece increíble, pero en medio del bullicio de la ciudad existe un lugar que es un remanso de paz. Un lugar donde relajar la mente y trasladarte a otra época pasada, cuando la vida cursaba a otro ritmo más tranquilo. Hablamos del Real Alcázar, este monumento Patrimonio de la Humanidad es una experiencia única por su belleza excepcional. Ha sido escenario en el rodaje de numerosas películas y series.

Los reales Alcázares son uno de los palacios más antiguos en uso en España. Se divide en distintos palacios, como el Palacio Gótico o el Palacio Mudéjar, y también podrás encontrar una magia especial en la Sala de la Justicia, el Patio de la Montería o la Puerta del León.

Otro de sus puntos fuertes son sus jardines, a modo de laberinto, te encantará perderte en ellos durante un rato, disfrutando del aroma de su vegetación y de la calma que transmite el ruido del agua, el olor del azahar…la magia de Sevilla.qué visitar en Sevilla

Desde el mes de mayo hasta octubre se ofrecen visitas nocturnas teatralizadas que harán que disfrutes de la experiencia de una forma única.

La Torre del Oro de Sevilla

A la orilla del río Guadalquivir, como torre defensiva, se construyó la Torre del Oro. Es una torre albarrana, de unos 36 metros de altura. Debe su nombre a que el reflejo del sol con el agua del río le daba un color dorado, dicen que por una mezcla de mortero de cal y paja prensada, pero a algunos nos gusta más la leyenda de que la torre estaba revestida con placas de oro.

Qué ver en Sevilla

Está formada por tres cuerpos. Los dos primero son dodecagonales, el primero construido por el gobernador almohade de Sevilla, Abù I-Ulà, y el segundo cuerpo fue mandado a construir por Pedro I el cruel en el siglo V. El cuerpo más alto es cilíndrico y se remata con una cúpula dorada, fue construido posteriormente por un ingeniero en 1760.

Plaza de España de Sevilla y parque de María Luisa

La plaza de España es un popular punto de encuentro y celebraciones en Sevilla. Está situada en el parque de María Luisa y surge tras la exposición Iberoamericana de 1929. Tiene 200 metros de diámetro, tiene forma semi-elíptica y representa España y sus antiguas colonias.

Cada provincia española tiene un espacio reservado, y es muy común que los turistas españoles busquen la suya y se hagan una foto de recuerdo. Hay un río navegable, con barquitas que se pueden alquilar, y 4 puentes que representan los antiguos 4 reinos de España.

El parque de María Luisa es también conocido por lo sevillanos como el parque de las palomas. Allí venden alimento para estas aves y acuden a comer a tu mano, pero cuidado porque son muchas. También se pueden alquilar cuatriciclos para pasear por dentro del recinto, o coches de caballo que te dan un paseo por el centro de la ciudad.

Dentro del parque también puedes disfrutar del arte, busca en un rincón unas esculturas de Gustavo Adolfo Bécquer.

En el extremo sur del parque se  encuentra la plaza de América, y allí el museo arqueológico de Sevilla, donde se custodia el tesoro del Carambolo.

El eje central del parque es el monte Gurugú, un pequeño mirador con una curiosa cascada.

Barrio Santa Cruz en Sevilla

Este mágico barrio está situado en el casco antiguo de la ciudad. En él se encuentran gran parte de los monumentos e iglesias más populares de Sevilla. Antiguamente era una judería, y simplemente pasear por sus callejuelas y patios te hacen entender el secreto de su encanto.

El callejón del agua, es un camino de 140 metros que bordea la muralla de la ciudad en el tramo por donde corría el caudal del agua que regaba los jardines de los Alcázares.

Saliendo del callejón del agua o calle Agua se llega a los jardines de Murillo, que rodean la muralla del Alcázar.

Itálica

A escasos 20 minutos en coche desde el centro de Sevilla, se encuentra el municipio de Santiponce, y en él una antigua ciudad romana en ruinas, aunque muy bien conservada, el conjunto arqueológico Itálica. Dentro de ella podrás ver un enorme anfiteatro, que ha sido escenario de rodaje de varias películas y de la popular serie “Juego de Tronos”.Qué ver en Sevilla

Itálica fue la primera ciudad romana que se fundó en Hispania y también fuera de territorio italiano. Los soldados heridos que allí se asentaron eran fundamentalmente italianos, y de ahí viene su nombre.

Sevilla tiene una oferta cultural y turística tan amplia que ningún artículo sería suficiente para recomendaros todo lo que es de visita obligada en esta hermosa ciudad. Dejamos sin comentar los cientos de iglesias y conventos que hacen llorar a sus devotos con sus tallas y su delicada arquitectura. Sólo os mencionamos de pasada los más populares como son la Parroquia de la Magdalena,  iglesia el Salvador, la Anunciación, el convento de Santa Paula, la iglesia de La Caridad, Basílica de Jesús del Gran Poder… la lista es infinita pero todas y cada una de ellas merecen volver a Sevilla.

Bueno, pues espero haber resuelto vuestras dudas y que tengas claro a partir de ahora qué ver en Sevilla, aunque eso sí, tiene otros mil encantos que tocaremos en otros post.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *