Todo lo que debes saber para viajar barato por Europa

Estás planeando tus vacaciones de verano, navidades, Semana Santa…pero ¡oh, no! No te llega el presupuesto.

Bajo ningún concepto quieres anular un viaje porque no te puedas permitir un viaje lleno de lujos. Lo importante es desconectar, huir de la rutina diaria durante unos días y hacer un viaje. Cerca o lejos, cualquier opción es válida.  Te diremos todo lo que debes saber para viajar barato por Europa. Vamos a considerar una semana como el tiempo medio que se dedica a viajar en Europa. Nos centramos en Europa porque los vuelos transoceánicos son cualquier cosa menos baratos.

Transporte

Una vez elegido el destino, lo ideal es empezar la organización de tu viaje decidiendo el transporte. Todo dependerá de la distancia. No te dejes engañar pensando que el tren vaya a ser siempre más barato que el avión, pues a veces puede llegar a ser realmente caro si tienes que coger más de uno, conexiones en autobús, etc. Compara bien las opciones del trayecto.

Viajar barato por Europa

El coche suele ser el transporte más barato. Siempre que haya algún voluntario para conducir, se ahorra mucho dinero y también tiempo, pues puedes planear el viaje a tu medida, sin depender de horarios. Pero no olvides los peajes, que en algunos países son bastante caros. Debes tener en cuenta la distancia y el tiempo que te lleva el traslado. No se trata de ahorrar dinero sacrificando un tiempo precioso para disfrutar de tu merecido descanso o disfrutar de ciudades maravillosas. El tiempo es oro, y tampoco lo derrochamos.

Si eliges tren, podrás llevar una maleta grande sin necesidad de facturar, eso es una ventaja.

Si por el contrario te decides por el avión, ten cuidado a la hora de hacer el equipaje, ya que hay compañías que te cobran más caro por facturar una maleta de 20 kg que por el pasaje.

Viajar barato por Europa

Algunos truquillos para la maleta son meter los calcetines dentro de los zapatos, hacer rollitos con la ropa para que ocupe menos espacio y sobre todo pesar la maleta en casa para no llevarnos sorpresas en el aeropuerto. Los kilos de más los cobran muy caros y pueden hacer que empecemos el viaje con gastos extras.

Existen unos pesos de maletas que son muy útiles, pero si no quieres gastar dinero, con un peso de baño que tenemos todos en casa, puedes hacer la prueba. Pésate sin maleta y después con maleta y resta la diferencia. No falla.

Olvídate de elegir asientos, embarque prioritario y todas esas cosas que sólo hacen sumar y sumar. Además, ¿quién quiere embarcar el primero y estar aún más tiempo metido dentro? Cuanto más tarde subas más corto se te hará el vuelo, ¿no crees?

Alojamiento

En cuanto al alojamiento, tenemos varias opciones dependiendo de la idea de viaje que lleves.

Si vas con un grupo de amigos y queréis comodidad e intimidad, la opción perfecta es compartir un apartamento. Los precios son realmente económicos si aprovecháis bien el número de camas. Alquilando apartamento podéis ahorrar mucho en comidas. Incluso haciendo alguna comida en la calle, la puedes preparar en el apartamento, y hacer un picnic durante alguna excursión.

Viajar barato por Europa

También en este modo de alojamiento se pueden compartir artículos de neceser. En la maleta de cabina sólo puedes meter botes de 200ml, que no son suficientes para una semana. Entre varios amigos podéis comprar en cualquier supermercado junto al apartamento un bote grande de gel de ducha, champú, pasta de dientes y todo lo necesario para esos días. Pero no olvides meter lo justo para la primera noche por si no encontráis nada abierto el primer día.

Hoy día todos los apartamentos ofrecen servicio de toallas y secador de pelo, dos cosas menos para la maleta. Hay que ahorrar espacio para ahorrar dinero.

Comidas

Otra de las cosas en las que se gasta más dinero en los viajes es en comer en la calle. La gastronomía es uno de los puntos fuertes de cada lugar nuevo donde viajas, y nadie quiere dejar de probar un suculento plato típico. Por supuesto que hay de darse algún homenaje, no se trata de pasar miserias, para eso tenemos la rutina del resto del año cuando estamos ahorrando para poder viajar. Elige restaurante con buenas críticas. Lo peor del mundo es gastarte el dinero y que encima no disfrutes. Hoy día tenemos muchas aplicaciones que nos ayudan a saber qué opina la gente de todo el mundo sobre restaurantes, pubs, cafeterías, etc.

Si te alojas en un hotel con desayuno tipo buffet, no hace falta que te contemos el viejo y según algunos “cutre” truco de llevarte un sándwich para el aperitivo de media mañana.

En algunos países, como Portugal, tienen la costumbre de poner con la bebida un aperitivo de pan con mantequilla, salsas y aceitunas algo exagerado. Esto no es gratis, mucho cuidado porque a veces cobran un precio exagerado. Pero esto no es así siempre, en ciudades como Granada ofrecen un aperitivo gratis con cada bebida, y en ocasiones comes con eso.

Visitas

Intenta reservar con antelación las visitas a castillos, museos, catedrales y cualquier tipo de entrada que en la mayoría de los casos ofrecen ofertas al reservarlas con anterioridad.

Como puedes ver, la clave está en la organización y la planificación. Un viaje comienza en el instante que decides hacerlo, y no termina mientras los recuerdos perduren en tu memoria. Disfruta cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *