Las pirámides mexicanas

Las pirámides mexicanas forman parte de la cultura e historia del país, teniendo sus comienzos en el imperio maya y su impresionante arquitectura. Caracterizándose por su gran trabajo arqueológico, y uso inteligente de los recursos de la época, estas pirámides son monumentos que cautivan a los humanos modernos.

Las pirámides son infraestructuras geométricas creadas minuciosamente para albergar centros ceremoniales. Por ejemplo, en Egipto, se realizaban como un objeto fúnebre hacia los faraones. Mientras que las pirámides de México, eran una especie de construcción sagrada con los dioses del sol y la luna, o montañas sagradas.

En México hay muchas de estas infraestructuras, por lo que hemos decidido hablar sobre su proceso de elaboración, características principales y cuáles son las que más destacan. Sin duda alguna abraza el estilo más puro de la cultura mexicana, enriqueciendo miles de años de historia.

¿Qué son las pirámides mexicanas?

Las pirámides mexicanas son monumentos sagrados creados por los mayas como centro celestial para contactar y entender a los dioses. De hecho, el nombre que se le daba en esta sociedad era la de ‘Ciudad de los Dioses’, ubicada en varios lugares del país, como: Teotihuacán, la península de Yucatán, Quintana Roo y Chiapas.

cuáles son las pirámides mexicanas

Su origen es mesoamericano, que comprende la mitad meridional de México en el periodo precolombino. Cada uno comprendiendo diferentes niveles, soportados en una plataforma con ciertas dimensiones, cuya función era entender qué es lo que ocurría con el universo mediante los dioses en lo que creían los mayas. Siendo su punto de encuentro con los dioses.

Pirámides mexicanas más populares

La mayoría de las estructuras que mencionaremos a continuación poseen un origen desconocido, y mucha de su información sobre su elaboración a día de hoy sigue siendo un misterio.

Lo que sin suda envuelve en un misterio culturar y arquitectónico importante. Veamos cuáles son las que más pasión despiertan en los visitantes y locales:

Kukulkán

Es una pirámide mexicana ubicada en Chichen-Itza y creada por los mayas con cierta simbología referente a su cultura, como es el caso del calendario. Su altura es de unos 30 metros aproximadamente, mientras que su longitud es de 55 metros. Está posicionado con respecto al sol, lo que hace un juego de luces atractivo cuando se produce el ocaso durante la primavera y el otoño.

Templo Mayor

Una las pirámides mexicanas más populares del continente, descubierta en el siglo XX y que funciona tanto como un templo hacia los Dioses, como una iglesia pre-hispánica. Sus materiales de construcción varían entre lodo, madera y piedra, mientras que es uno de los monumentos más recientes en términos de descubrimiento. Está ubicado en la ciudad de México y actualmente es una zona turística-arqueológica.

Palenque

Es un yacimiento arqueológico con pirámides mayas, ubicado en el estado mexicano de Chiapas. Se encuentra en lo profundo de la selva tropical del municipio de palenque y es uno de los grandes centros culturales debido a la impresionante escultura que lo rodea, paisaje salvaje y diseño arquitectónico. Se cree que se fundó entre los años 2500 A.C, y su descubrimiento final fue en el año 2005.

pirámides mexicanas

Sol y Luna de Teotihuacán

Las pirámides dedicadas a los dioses del Sol y La luna, ubicada en la ciudad de Teotihuacán, es una construcción que comenzó alrededor del cuarto siglo antes de cristo. Se caracteriza por ser una infraestructura poderosa, que dominó las alturas de la zona por muchos años. Ambos son similares en altura, alcanzando los 70 metros. En tamaño, solo se encuentra por debajo de Keops y Cholula. Hay muchos templos religiosos que lo rodean y están diseñadas para fungir como relojes solares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *