Tipos de maleta para viajar

La maleta que se lleva a un viaje puede ser un gran accesorio o un gran estorbo dependiendo de la maleta que usemos en determinado tipo de viaje, por lo que realmente es importante conocer los distintos tipos de maleta para viajar y tener en cuenta cuál es la que se ajusta mejor al viaje que se está por hacer.

Afortunadamente hoy en día es muy sencillo encontrar información útil y páginas que juntan todo lo que necesitamos para comprar la maleta perfecta, como es el caso de www.comprarmaletasonline.com, en donde podrás encontrar todo para comprar tu maleta.

Tipos de maleta para viajar

Sin embargo, en esta ocasión queremos enfocarnos en mostrarte algunos de los distintos tipos de maleta que puedes elegir dependiendo del tipo de viaje a realizar.

¿Cómo elegir el tipo de maleta dependiendo del tipo de viaje?

Maleta inteligente

En caso de que seas de las personas que siempre quieren tener lo último en tecnología, las maletas inteligentes pueden ser justo lo que necesitas. Este tipo de maletas brindan muchas posibilidades, como el hecho de poder rastrear el equipaje vía GPS para que nunca se pierda e incluso hay maletas que se desplazan solas con un mando a distancia.

Tienen una serie de características realmente interesantes, aunque lo cierto es que estas hacen que su precio se incremente notablemente, por lo que no son una buena opción para todos los viajeros.

Maleta tipo Gulliver

Las maletas tipo Gulliver son maletas realmente grandes que tienen hasta 75 centímetros de altura y que tienen una capacidad para más de 100 litros. Este tipo de maletas son muy recomendadas para los viajes en los que se tienen pensados realizar distintos tipos de actividades de tipología muy distinta.

Maleta tipo Trolley

Una de las mayores ventajas de las maletas Trolley es que estas son muy específicas a sus medidas, siempre respetando el límite de 55 x 40 x 20 cm y un peso máximo de 10 k con el fin de poder llevarla en la cabina del avión. Sin embargo, pueden presentar pequeñas variaciones dependiendo de la compañía.

Este tipo de maletas suelen ser una excelente para viajes no muy largos, como escapadas de fin de semana en la que no quieres estar llevando un maleta demasiado grande y pesada.

Mochila de viaje tipo alpina

Muchas personas se sienten mucho más cómodas llevando una mochila de viaje tipo alpina. Estas mochilas pueden llegar a tener una capacidad de hasta 90 litros e incluso pueden tener accesorios para poder colgar sobre ellas las cosas que ya no tengan espacio adentro.

Este tipo de mochilas son perfectas para los viajes, pudiendo llevar el saco de dormir, botas de montaña y la cantimplora fuera de la mochila.

SI tienes pensado ir de viaje a la naturaleza, sin duda alguna este tipo de mochila te podrá ser de mucha utilidad.

Mochila de mano

Las mochilas de mano son perfectas para las escapadas rápidas, para salir y llevar a la mano todo lo que podemos necesitar durante ese pequeño viaje. Ya sea que queramos llevar un powerbank, una cámara, portátil, etc., estas mochilas pueden ser una excelente opción para los viajeros más ligeros que estén buscando algo pequeño y efectivo.

Maleta ligera con asas y ruedas

No todas las maletas que tienen ruedas tienen que ser grandes y pesadas. Hay algunas maletas ligeras que también tienen ruedas y asas. Este tipo de maletas son perfectas para ajustarse a una gran cantidad de escenarios, siendo una opción muy versátil. Se pueden ajustar tanto a viajeros como a personas que visitan una ciudad.

Muchas personas optan por comprar este tipo de maletas gracias a la gran versatilidad que representan.

Tipos de maleta para viajar 2

Consejos para comprar la mejor maleta parar ti

¿Con o sin ruedas?

Como hemos mencionado anteriormente, esto dependerá totalmente de tus necesidades y del tipo de viaje.

¿Llevaras mucho equipaje y puede ser muy molesto y cansado estar cargándolo? Entonces las ruedas son vitales para evitar que tengas que cargar con todo ese peso, permitiéndote ahorrarte la fatiga e ir por el aeropuerto, la terminal o por la ciudad de una forma mucho más cómoda.

¿Blanda o dura?

Una vez más, el aspecto dependerá de tus necesidades como viajero. Las maletas duras destacan por darle una protección extra a todo lo que llevamos dentro, pero son más gruesas y pueden llegar a ser bastante estorbosas.

Por otro lado, las maletas blandas dan menos protección, pero son menos pesadas y más flexibles. Suelen ofrecer más espacio y normalmente se pueden guardar con mayor facilidad.

¿Para facturar o para cabina?

Esto dependerá de las dimensiones que tenga la maleta, algo que es muy importante a tener en cuenta al viajar en avión.

Cada una de las compañías aéreas tienen establecidas sus propias reglas o restricciones en cuanto al peso y tamaño, por lo que tendrás que fijarte en ellas antes de tomar una decisión dependiendo de lo que quieras.

Teniendo estos consejos en cuenta deberías tener menos problemas para poder comprar una maleta que se ajuste a tus necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *