Palma de Mallorca, un gran escenario para disfrutar de las vacaciones

Es indiscutible que España es el destino ideal para los turistas. Tanto sus infraestructuras y su extraordinario patrimonio cultural, como su clima y su gastronomía, por no hablar de sus paradisíacos paisajes y playas, convierten este país en el candidato ideal para relajarte y gozar de un merecido descanso.

 

Sin duda alguna, son muchos los lugares a los que puedes optar aunque en el artículo de hoy, pero nos centraremos en uno de los puntos preferidos por los turistas y que más visitantes atrae durante todo el año. Hablamos de Palma de Mallorca, en las Islas Baleares.

 

Por si tú también estás interesado en presentarle tus respetos de forma personal a esta maravillosa isla, a continuación te mostramos algunos de sus encantos. ¡Acompáñanos!

 

Cómo llegar

Las dos formas de llegar a Mallorca son por mar o por aire, siendo el avión la más común.

 

El Aeropuerto internacional de Palma de Mallorca, o Aeroport de Son Sant Joan, es el tercer aeropuerto más importante de España en cuanto a volumen de pasajeros se refiere. Está ubicado en el sur de la isla y dista 8 kilómetros de la ciudad de Palma, capital de la isla de Mallorca y de la comunidad autónoma. Por él pasan viajeros procedentes, principalmente, de Alemania, Reino unido y por supuesto, de España, con un tráfico de más de 7 millones anuales de pasajeros.

 

Pero si prefieres optar por llegar vía mar desde la Península, puedes hacerlo en ferry. Existe un gran número de líneas marítimas que conectan diferentes puntos de España con Mallorca.

 

Una vez en la isla, es posible transitar alquilando un coche o haciendo uso de su amplia red de autobuses o trenes de cercanía.

 

Qué ver en Palma de Mallorca

Ciertamente esta capital balear tiene mucho que ofrecer. Encierra en sí misma una extensa variedad de lugares para conocer y actividades para realizar. Una opción estupenda y económica es utilizar lo servicios de un free tour como los que organizan, por ejemplo, desde Mallorcafreetour.com: es la forma ideal de descubrir la ciudad mediante guías expertos en su historia y secretos.

 

Pero para que vayas tomando nota, te indicamos algunos de los puntos fuertes de la ciudad. ¡ No te lo pierdas!

 

  • Una visita que no podrás eludir de ninguna manera es la de la Catedral. Nunca te perdonarás haberte ido de Palma de Mallorca sin haber pisado una de las catedrales más bonitas que existen, que destaca especialmente por su gran rosetón gótico, el de mayor tamaño de entre todas las catedrales españolas y europeas.
  • Siguiendo con el ocio cultural, existen varios rincones distribuidos por el centro principalmente con los que podrás deleitarte: la Basílica de San Miguel, construida sobre una mezquita; la iglesia de Sant Francesc; la Iglesia de Santa Eulalia, lugar de coronación de los reyes Jaime II y Jaime III; la Judería, cuyo muro lateral es similar al muro de las lamentaciones de Jerusalén; el Convento de Santa Clara… y mucho más.
  • Pero si lo tuyo son los castillos, no puedes dejar de conocer el maravilloso Castillo de Bellver, uno de los monumentos más impresionantes a la par que representativos de la ciudad. Este bello edificio de estilo gótico, construido en el siglo XIV por mandato del rey Jaime II de Mallorca, alberga en su interior el Museo de Historia de la Ciudad. Asimismo, desde su terraza podréis divisar las mejores vistas panorámicas de la ciudad y su bahía.

 

Qué hacer

Muchos te responderían que ir a la playa, ir a la playa e ir la playa, pero para que veas que no solo de playa vive el hombre y que Palma y Mallorca en general es mucho más que bañarte y tomar el sol, vamos a indicarte todo lo que puedes hacer, en compañía o sin ella:

 

  • Para empezar, puedes pasear por los jardines S´Hort del Rei, uno de los más bellos de Palma. Los encontrarás entre el Palacio de la Almudaina y la Avenida de Antoni Maura, cerca del Muelle Viejo.
  • Igualmente, podrás recorrer su extraordinario paseo marítimo y tomarte una copa en algunos de los locales que allí encontrarás, disfrutando de la saludable brisa marina.
  • Otra de las atracciones principales en la ciudad son los numerosos bares, restaurantes y discotecas distribuidos entre La Lonja, Santa Catalina, el Puerto y la Plaça de la Quartera, en los que divertirte con su vibrante vida nocturna, sin olvidarte de las fiestas que se organizan en la Bahía a lomos del Barco Pirata, con DJ en directo y barra libre a troche moche. ¡Para que no te falte de nada!
  • Y continuando con los barcos, por si no lo sabías, esta ciudad es una de las capitales de la navegación de recreo del Mediterráneo. Podrás presenciar una gran multitud de los eventos naúticos que se dan cita en ella.

 

Más allá de la capital 

Aunque pernoctes en Palma, si lo deseas, puedes visitar sus alrededores; ¡comprobarás que no tienen desperdicio! Para que te hagas una idea, te adelantamos algunos de los principales:

 

  • Sa Ràpita. Situado al sur de la isla, este pequeño y encantador pueblecito ofrece una de las mejores playas que existen en las Baleares.
  • Puerto de Andratx. A pocos quilómetros de Palma se encuentra este pueblo que contiene uno de los puertos pesqueros más bonitos de todo el Mediterráneo. Además, está rodeado de magníficas playas.
  • También próximo a Palma, a tan solo 10 minutos del aeropuerto, encontraréis el Puerto Deportivo Portixol, con una gran variedad de servicios y un paseo muy agrable.

¡Os encantará Palma y toda Mallorca en sí misma!