Qué ver en Toledo

Vamos a recomendarte qué ver en Toledo y disfrutar de su gran oferta cultural sin perderte lo que desde licenciaparaviajar.com consideramos auténticas joyas toledanas. Esta ciudad inspiró a Miguel de Cervantes, muestra de ello son las innumerables espadas, lanzas y escudos que verás a tu paso por la ciudad. Toledo te abre sus puertas y te anima a disfrutar de cada rincón.

Toletum, así era llamada en la época romana, desde sus indicios en el siglo IV a.C. Hoy la conocemos como Toledo, y la influencia de las religiones cristiana, judía y musulmana hacen que posea una gran riqueza histórica y cultural.

Posee un valor artístico inmenso mezclando estilos como el gótico, árabe, mudéjar y renacentista. Bañada por el río Tajo y protegida por una muralla de origen romano, esta ciudad te enamora con su especial diversidad y confluencia de religiones.

 

Catedral Primada de Toledo

Es una catedral de estilo gótico. La segunda más grande de España, después de la catedral de Sevilla. La planta de este templo de influencia francesa es de cruz latina. Se compone de 5 naves y varias capillas como la de San Pedro o la de San Blas.

La Torre se puede visitar, y puedes subir a contemplar las impresionantes vistas de la ciudad.

Hay 3 puertas de acceso en la fachada principal, la del Infierno al lado de la Torre, la del Perdón en el centro y la del Juicio junto a la capilla mozárabe.

La exposición de pintura que contiene es de gran valor, podrás ver en la sacristía cuadros como El Expolio de El Greco, también encontrarás obras del artista Caravaggio o del maestro Goya.

Iglesia de Santo Tomé en Toledo

Lo más significativo de este lugar es la capilla donde se encuentra la obra de El Greco “El Entierro del Señor de Orgaz”. Es sencillamente impresionante disfrutar de su belleza desde tan cerca, contemplar todo tipo de detalles de esta pintura tan espectacular. Una capilla reservada para la custodia de este majestuoso cuadro, en el que la delicadeza de sus pinceladas y el brillo de los colores típicos del estilo de El Greco se definen a la perfección desde tan corta distancia.

El Alcázar de Toledo

Desde cualquier punto de la ciudad podrás observar el Alcázar. Esta gran construcción reina en soledad en lo alto de una colina, la parte más alta de la ciudad. Esta situación lo protegía de posibles ataques y lo convirtió en una fortaleza para quien residiera en él.

Originariamente fue un castillo medieval y se mandó destruir para construir una residencia para el rey Carlos V. En algunas partes de la fachada podrás ver estructuras almenadas que se conservan de aquel castillo.

Monasterio de San Juan de los Reyes en Toledo

Los Reyes Católicos mandaron construir este monasterio de estilo gótico hispano-flamenco en conmemoración de la Batalla de Toro.

Tiene una sola nave y capillas laterales con gran decoración, pero lo realmente interesante es su claustro. Esculturas inspiradas en la naturaleza, arquería calada, su ornamentación y el efecto de la luz hacen que su belleza impresione a todo aquel que lo visita.

Puente de Alcántara de Toledo

Es una de las entradas a la ciudad, pero ofrece unas vistas tan hermosas de la ciudad y el propio lugar, un puente de origen romano sobre el río Tajo, hacen obligada la parada para una instantánea de recuerdo o simplemente disfrutar del momento.

Tenías dos torres, de la que sólo queda una, con forma hexagonal. La otra torre se encontraba en muy mal estado y la sustituyeron por un arco con estilo barroco.

Sinagoga Santa María la Blanca de Toledo

En perfecto estado de conservación, esta sinagoga nos traslada al momento de la historia en que habitaban los judíos en Toledo.

Repleta de columnas blancas y rodeada por un gran jardín, este incono de la ciudad ha sucumbido a los avances de la tecnología, y con la ayuda de iluminación led hace que podamos disfrutar aún más de su belleza.

Gastronomía en Toledo

La gastronomía toledana es conocida por sus platos de caza y matanza, como son los populares guisos de perdiz o conejo. Sopas de ajo o carcamusa (magro de cerdo con verduras) son algunos de los platos de los que se nutrirán las cartas de cualquier restaurante típico de la zona.

Pero sobre todo destaca el mazapán. Encontrarás tiendas dedicadas a la elaboración exclusiva de mazapán.

Cuenta la leyenda que en el Convento de San Clemente, las monjas Bernardas, en época de hambre, poseían gran cantidad de almendros e ingeniaron una masa de almendras con azúcar para que aguantara varios meses en buen estado. A este pan hecho con almendras y una maza, lo llamaron más tarde mazapán.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *