Sidi Bou Said, una sinfonía en blanco y azul

Si decimos que el blanco y el azul son los colores protagonistas de este bello pueblo, nadie se despiste y piense en las islas griegas; estamos hablando de Sidi Bou Said uno de los pueblos que es imprescindibles conocer en cualquier tour por Túnez.

sidi casa palmera

A pesar de lo pequeño de su tamaño, el pueblo es mundialmente conocido y dos colores, el blanco y el azul, le han dado la fama a este lugar que se encuentra al norte del país. Muchos lo consideran el más pintoresco y encantador de Túnez, un sitio que a pesar de ser tan conocido no registra un excesivo número de turistas ni siquiera en verano lo que lo convierte en un destino aún más interesante de visitar.Resulta una experiencia extraordinaria para el visitante,  el poder mezclarse con la gente del pueblo, tomar un té de menta en cualquiera de sus cafés y oler el perfume del jazmín que lo impregna todo.

Los encantos de Sidi Bou Said

Aconsejamos hacer una primera parada en el Palacio Ennajma Ezzhra desde cuyo exterior es posible contemplaruna de las vista más bellas de Sidi Bou Said. Veremos que también aquí los colores azul y blanco salpican todo el paisaje; siempre que tengamos ocasión de subir a uno de los tejados del pueblo no debemos dejar de hacerlo porque es la mejor manera de poder apreciar la belleza del lugar con una visión panorámica.

En el Museo de las Artes y Tradiciones Populares se conservan ropas típicas vestidas por los habitantes de Sidi Bou Said y hermosos patios que recuerdan a los que hay en Andalucía. Desde lo alto del Museo también se puede disfrutar de una magnífica vista que no debemos perder.

Joana Lasheras es una parada obligatoria; es la calle principal que ha cautivado a tantos pintores y artistas, la calle más animada y el mejor lugar donde adquirir un souvenir y tener la posibilidad de interactuar con los vendedores, siempre dispuestos a practicar y demostrar su destreza con el castellano

Sobre la calle principal nos encontramos un hotel con encanto, el Hotel Dar Saïd, una excelente opción para alojarse aunque Sidi Bou Said puede recorrerse en un solo día.

No te lo pierdas

Abundan los patios de estilo andaluz y el hotel también los tiene; sus 24 habitaciones están decoradas de tal modo, que la estancia del huésped sea de lo más placentera. El jamman o la piscina completan un alojamiento de lujo. Antes de abandonar el lugar recomendamos beber un zumo de naranja, bebida típica del lugar, o bien un té con menta la que sin duda, es la bebida típica.

Para eso, el lugar adecuado es el Café Sidi Chebaane  un café al aire libre donde mientras bebes algo, puedes saborear  el olor del mar o el del jazmín que se vende en cada esquina del pueblo y que los hombres acostumbran llevar sobre la oreja para percibir el dulce aroma de la flor, mientras caminan.

Los camareros te dirán que si lo llevas sobre la oreja derecha es porque buscas pareja y si lo llevas en la izquierda, que eres una persona comprometida.

A sólo 2 km de Cartago, Sidi Bou Said, con sus calles adoquinadas, casas encaladas con ventanas, puertas, tejados y rejas de color azul claro, es un sitio maravilloso que no puedes dejar de visitar en tu viaje a Túnez.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.