Los Alpes de Alemania

Se suele pensar, y erróneamente que los Alpes solo se encuentran en Austria, Suiza e Italia, pero no es así. En Alemania, aunque sean pocos kilómetros, esta cadena montañesa también participa en suelo germano, y es que de las tres regiones en las que se divide el país de norte a sur, una de ellas son los Alpes de Baviera. Aunque también puedes conocer su capital y pasar las mejores vacaciones Berlín.

Los Alpes alemanes

 El medio natural de Alemania

Alemania se encuentra en plena Europa central, y se extiende entre los mares del Norte y el Báltico. Nada más y nada menos que comparte frontera con nueve países, y es que al norte tiene Dinamarca; al este Polonia y la República Checa; en el sur Suiza y Austria son sus vecinos; mientras que en el occidente son Francia, Luxemburgo, Bélgica y los Países Bajos.

Las tres grandes regiones de Alemania

De sur a norte Alemania está dividida en tres grandes regiones:

  • Los Alpes de Baviera que con sus altiplanicies prealpinas se extienden hasta el río Danubio.
  • Las serranías (al norte del Main) y las cuencas (al sur del mismo) de Alemania central y meridional.
  • Las extensiones de terreno llano que ocupan la Alemania septentrional.

Los Alpes alemanes

Los Alpes solamente ocupan territorio germano en una banda de 20 a 40 kilómetros de ancho. Al norte de las sierras escarpadas y de crestas agudas de los Alpes Calizos septentrionales, cuyas montañas pasan los 2.500 metros de altura, como es el caso del Zugspitze que mide 2.964 metros, se encuentran los Prealpes.

Esta cadena montañosa se caracteriza por tener un relieve suave con unas alturas que van desde los 1.000 metros hasta las 2.000; el material que las forman son arcillas, margas, arenisca friable y conglomerados. El paisaje que conforma los Prealpes son tierras que están cubiertas de frondosos bosques.

Las altiplanicies prealpinas de Baviera, que se originaron a partir de las glaciaciones cuaternarias, se extienden inclinadas desde los 800 metros de altitud en las cercanías de los Alpes, hasta los 500 y 300 metros a orillas del Danubio. Al norte de los Alpes se localizan cuencas de gran profundidad que fueron arrasadas por los heleros cuaternarios, acumulaciones de nieve que se convirtieron en capas de hielo.

Tras el último período de glaciaciones, estas cuencas se inundaron, formando de esta manera lagos, entre los que destacan el Amersee, Starnberg, Chiemsee, y el Constanza o Bodensee que tiene 252 metros de profundidad. Algunos de estos lagos se han ido rellenando de depósitos arrastrados por los ríos Iller, Isar e Inn.

La parte oriental de las altiplanicies prealpinas se inclina hacia el noreste. Las corrientes del deshielo del cuaternario, al igual que sucede hoy con los ríos Isar y el Inn, se orientaron en esta dirección, dejando libre  de depósitos glaciares de estructura ondulada una faja de estratos del terciario al norte, dando origen a las colinas terciarias de Baviera, que se sitúan entre el borde de las plataformas de grava y el Danubio. Esta, es una de las regiones más fértiles de Alemania.

Al norte de Múnich, aflora el agua formando extensas turberas, llamadas Dachauer Moos y Erdinger Moss, las cuales como sucedió con las grandes turberas del Danubio, Donauried o Donaumoos, no serían pobladas ni cultivadas hasta los siglos XVIII y XIX.

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *