Sant Antoni de Portmany: Cómo llegar, dónde alojarse y cinco planes que no puedes dejar escapar

Sant Antoni de Portmany es uno de los municipios más bellos del litoral de Ibiza. Su paseo marítimo se ha convertido en uno de los puntos turísticos más transitados. No obstante, su atractivo va más allá. Su oferta en ocio, gastronomía y sus calas de ensueño lo han convertido en un imprescindible.

Sant Antoni de Portmany proporciona una gran variedad de oportunidades de ocio. A continuación repasamos algunas de las más destacadas. ¡Toma nota!

Cómo llegar

Sant Antoni es un municipio muy bien comunicado. Su centor urbano se ubica a apenas media hora en coche desde el aeropuerto de Ibiza, que cuenta con un servicio de autobuses regular y también de taxis que salen desde la misma terminal. Por otro lado, su aeropuerto también conecta la isla con una enorme cantidad de capiales europeas. Por otro lado, Sant Antoni posee un puerto comercial del que a menudo salen barco hacia diferentes destinos.

 

Dónde alojarse

En Caló des Moro, que es una de las zonas más recomendables. A su accesibilidad se le une un ambiente tranquilo, ideal para los planes en familia y los períodos vacacionales destinados a la desconexión. Uno de los hoteles de la zona mejor valorado por sus visitantes es el Hotel BlauParc.

Qué hacer en Sant Antoni Portmany

Una travesía por sus calas

Visitar Sant Antoni de Portmany es sinónimo de hacer un recorrido por algunas de las calas más bellas del mar mediterráneo. Algunas de las más populares son las calas de Saladeta y Salada. Su manto de aguas cristalinas resulta altamente accesible gracias al barco que sale frecuentemente desde el puerto. A partir de una cómoda travesía te llevará directamente hasta ellas, sin duda, dos de los rincones más icónicos y que, de hecho, han pasado a ser una de las estampas más reproducidas en los souvenirs de Ibiza.

¿Buscas un enclave más discreto o transitado por naturistas? En ese caso, no puedes pasar por alto Punta Galera. Esta playa nudista destaca por la presencia de un relieve muy característico formado a partir de rocas planas que, según aseguran muchos, permite ver el mejor atardecer de la isla.

Visita su acuario

¿Has decidido desplazarte a Sant Antoni para disfrutar de una escapada familiar? Si vas con los más pequeños de la casa, puedes reservar una visita a su acuario. El acuario de San Antonio alberga una vasta selección de especies marinas. Además, puedes poner la guinda del pastel haciendo una buena sesión gastronómica ¿Has probado sus sardinadas?.

Deportes acuáticos

Si algo posee Sant Antoni es una ubicación privilegiada para llevar a cabo una gran cantidad de deportes acuáticos. Dentro de su geografía puedes optar por sesiones de surf, esnórquel, submarinismo o, si lo prefieres, decantarte por planes más movidos como sus parques repletos de toboganes acuáticos. Si vas a contar con cierto margen de tiempo, lo más recomendable es que dediques un tiempo a planificar tus ratos de ocio y a hacer las reservas pertinentes.

 

Far de ses Coves Blanques

¿Te apetece descubrir un poco más el poso cultural que esconde este municipio? Si es así, no puedes obviar su emblemático faro que no sólo destaca desde el punto de vista histórico o arquitectónico, sino también por albergar en su interior una completa sala de exposiciones. A pesar de que dejó de funcionar hacia el año 1963 conserva hasta el último ápice de su belleza.

Espai Cultural Sa Punta des Molí

Otro de los puntos de ebullición de Sant Antoni en materia de cultura es su auditorio al aire libre y, por supuesto, su gran oferta de exposiciones. Desde el Espai Cultural Sa Punta des Molí también podrás acceder a un paisaje privilegiado de la bahía de San Antonio.