¿Qué ver en Aveiro (Portugal)?

Antes de comenzar con este recorrido por la ciudad de Aveiro, y mostrarte algunas de las mejores cosas que ver en este lugar, deberías saber que Aveiro, es considerada la Venecia portuguesa, quizás ese nombre parezca un tanto exagerado, pero la ciudad posee un alto grado de belleza, y eso es lo que la posiciona como una de las primeras en la lista de las ciudades más hermosas de Portugal.

Mucha de esa belleza, se refleja en sus canales, pero eso deberías comprobarlo tú mismo a la hora de llegar a Aveiro. No te quedes con las ganas de conocer y ver más sobre esta hermosa ciudad, tenla en cuenta a la hora de viajar, y si has decidido decirle que “sí” a la pequeña Venecia portuguesa, comienza a hacer tú lista de actividades vacacionales desde ya con estos increíbles lugares.

Museo de Aveiro

Hablemos un poco de su historia… las estructuras de este museo, fueron construidas en el año 1458, originalmente, su fundación fue para el albergue de la Infanta Juana de Portugal, conocida como la Princesa Santa, quien murió a los 38 años sin haber contraído matrimonio jamás, luego de haber recibido múltiples propuestas de matrimonio por príncipes europeos y rechazarlas todas.

Luego de su muerte, fue enormemente venerada por todo su pueblo como “santa”, y las personas de dicho pueblo tuvieron tanta devoción, que llegaron a creer que muchas de las curaciones y milagros que obtuvieron los habitantes fueron gracias a la Princesa Santa.

La mayor popularidad de este museo fue debido a la princesa y los cultos religiosos que se le realizaban en el lugar. El museo se encuentra hospedado en el antiguo Convento de Jesús de la Orden Femenina Dominicana, es uno de los conventos más antaños que puedes ver de todo Aveiro y fue fundado por D. Brites Leitão y por D. Mécia Pereira.

museo de aveiro

Catedral de Aveiro

La Catedral o Sé de Aveiro o, también muy conocida por el nombre de Iglesia de Santo Domingo, se encuentra ubicada en pleno centro de la ciudad. Fue construido en el año 1423 por el Infante D. Pedro, de toda la construcción original del edificio, solo se puede apreciar actualmente una pared de piedra tallada, pero de seguro encontraras muchas más cosas en su interior como sus azulejos y un órgano del siglo XVII que de seguro te fascinará.

la catedral de aveiro

Parque Infante D. Pedro

El parque muy conocido de Infante D. Pedro, es el principal y el más placentero de toda la ciudad, se encuentra justo al lado del convento franciscano de Santo António y a tan solo unos minutos de distancia, podemos encontrarnos con el hospital de Aveiro, hasta puedes llegar al parque caminando si te encuentras en el Museo de Aveiro.

Cuando ya estés ubicado en el parque, encontraras un hermoso río, del cual surgen diversos lagos y fuentes de agua que juntos, ensamblan un escenario maravilloso, perfecto para relajarse un rato y aliviar la presión del día a día.

parque infante d. pedro

Los lugares más destacados de este parque son la Avenida de Tílias, el Gazebo de hierro y una gran cantidad de áreas súper románticas, acompañada conjuntamente con árboles, puentes hermosísimos y para los más chicos de la casa un adorable parque infantil.

Antigua Fábrica de Cerámica Jerónimo Pereira Campos

Este edificio cuenta con una bellísima arquitectura industrial en ladrillo rojo, la cual fue construida a principios del siglo XX. Durante el tiempo en el que el edificio se mantenía activo, fue de gran importancia económica para la ciudad de Aveiro, pero con el transcurrir de los años, y el duro golpe que obtuvieron causado por la crisis económica, se vieron en la obligación de cerrar la fábrica.

Antigua Fábrica de Cerámica Jerónimo Pereira Campos

Más allá de sus bloques de ladrillos rojizos, una de las mejores cosas que ver en la fábrica de Aveiro es el pequeño lago que se encuentra muy cerca de la propiedad, donde se puede observar la vida de algunos mamíferos.

También podría interesarte: Qué ver en Valeta, capital de Malta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *